No estamos en alerta: SSA

Imprimir

Escrito por Administrator Miércoles, 15 de Octubre de 2014 12:33

 

Reynosa, Tamaulipas a 15 de Octubre de 2014, Agencia RN Noticias (Cortesía).- Mientras que en Texas se decretó la alerta máxima en los centros hospitalarios ante la posibilidad de un brote de ébola, en México autoridades sanitarias solamente dispusieron la colocación de un módulo que funciona de manera rutinaria, sin revisiones médicas a personas que vienen de los Estados Unidos.

Armando Covarrubias Treviño, Titular de la Comisión Estatal Contra Riesgos Sanitarios en Reynosa, manifestó que en éste módulo ubicado en un área de las oficinas del Instituto Nacional de Migración, en la garita Benito Juárez del puente internacional Reynosa-Hidalgo, el personal de esa dependencia sólo se limita a entregar un tríptico y a llenar un formato con los datos que aportan algunas de las personas que realizan trámites migratorios.

Se trata de una encuesta del Programa de Sanidad Internacional, donde se piden los datos sobre el lugar de procedencia, el destino, la nacionalidad, el lugar a donde ha viajado en los últimos 30 días y si en ese mismo lapso de tiempo ha presentado los siguientes síntomas: Fiebre, dolor de cuerpo, dolor de garganta, sangrado, ronchas y otros.

Más adelante se pide que si la persona presenta algún síntoma, se debe aportar la siguiente información: Nombre del enfermo, edad, domicilio, país, estado y ciudad de residencia y el nombre del encuestador.

Lejos de establecer un módulo de revisión médica, el personal comisionado sólo se limita a entregar el tríptico y a levantar la encuesta de quienes están dentro de las oficinas de Migración.

Afuera de esas instalaciones, camiones enteros descargan a los viajeros que vienen del interior de los Estados Unidos o que fueron de compras a ciudades de la frontera, cuyo cruce por la garita carece de todo control sanitario.

Tampoco existe vigilancia médica en los cientos de migrantes que son deportados diariamente.

Estos son llevados a los albergues donde se les da una consulta médica que muchas veces es superficial.

El virus del ébola se disemina por contacto con sangre, tejidos, secreciones y fluidos corporales, incluyendo el sudor.

De hecho, si se produce la muerte de una persona por ébola, el protocolo indica que no se le puede realizar la autopsia por el alto riesgo de contagio por los fluidos de la víctima, y ésta deberá incinerarse.