banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de opinar: Tolerancia a la crítica, no a la injuria

PDFImprimirCorreo

Tolerancia a la crítica, no a la  injuria

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno


Enrique Rivas regresa  a hacerse cargo de la presidencia municipal el próximo lunes 6 y  lo hará con una enorme carga de trabajo, pues está en puerta su Segundo Informe de Gobierno, en la primera quincena de septiembre.

Este día Rivas convivió con los integrantes de la agrupación “Periodistas Veteranos”, que  coordina Pedro Edmundo Zapata y en la cual participa  don Enrique Rivas Ornelas, padre del alcalde.

Periodistas Veteranos es un grupo muy constante, cada dos semanas se reúnen  a convivir y llevan invitados, entre ellos a los ejecutivos de los matutinos y a concesionarios de radio, esto además de funcionarios de gobierno y representantes de la llamada sociedad civil.

Enrique Rivas  pidió licencia el 11 de mayo. Es decir, estuvo  fuera casi tres meses y con ello Rafael Pedraza Domínguez pudo cumplir su sueño de ser presidente municipal de su terruño.

Todo esto nos recuerda que  hasta la primera gestión de Horacio Garza, de 1993-1995, cuando el jefe de la comuna se ausentaba por más de un día, era sustituido por un regidor.  Había un rol para cubrir la ausencias, que empezaba con el primer sindico, el segundo, luego el primer regidor y así hasta completar la lista y a volver a empezar.

Irma Alvarado fue la última en cumplir con este encargo, porque Horacio decidió romper con una tradición iniciada tiempo atrás.

El argumento para no permitir que los regidores cubrieran al presidente fue porque luego se sentían más que el alcalde ausente. Pero con el tiempo esto  fue pecata minuta, ya que en el segundo trienio de Horacio Garza, de 1991 a 2001,  éste pidió licencia para irse de candidato a diputado local, lo sustituyó  Luis Edmundo González quien le agarró  sabor  al cargo y pretendió  convencer a  los regidores de darle cabildazo a Horacio, que  obviamente no lo permitió,  regreso y puso en su lugar a varios de los que querían darle contras.

La actitud de Luis Edmundo fue replicada por otros, entre ellos  José Refugio Villa que entró como regidor sustituto de Víctor Martell que se fue a Cuba a atenderse de un brazo que jamás  se le compuso. Cuco Villa  habló con sus compañeros regidores para  intentar convencerlos de que lo  apoyaran para quedarse definitivamente, pero Martell regreso a los dos meses.

De que la perra es brava, hasta los de casa muerde.

En otro tema,  cuando Francisco  I. Madero se hizo  cargo del gobierno  federal, la prensa de la época lo hizo  pedazos, un día sí y otro también.

Después de  tener un bozal durante décadas, de pronto una parte de la prensa  se enteró de que podían ejercer un libertinaje sin límites y se dedicaron a hacer mofa de Madero y su familia, en especial su esposa Sara y su hermano Gustavo.

Madero nunca quiso frenar a la prensa, en su ingenuidad estaba convencido que las injurias eran parte del costo de la democracia.

Andrés Manuel López Obrador aún no toma posesión como Presidente y ya  han tropezado periodistas como Ricardo Alemán, Carlos Marín y Rubén Cortés – a los que se les han  cerrado algunos espacios, pero mantienen otros—y ya han quienes se lo atribuyen al tabasqueño.

De AMLO hay que esperar tolerancia a la crítica, pero no a la injuria y la  mentira. En una democracia debe prevalecer el imperio de la ley y ¿por qué no?, el de la  justicia, conceptos muy distintos.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy