banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif
banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de opinar: Señales desalentadoras

PDFImprimirCorreo

Señales desalentadoras

Tiempo de  opinar

Raúl Hernández Moreno

El cabildo  volverá a discutir mañana viernes el tema de la construcción  del World Trade Center en Nuevo Laredo.

El asunto se había estancado  como resultado de la crisis sanitaria, pero sigue  firme  y tiene el respaldo del gobernador Francisco García  Cabeza de Vaca, el más  interesado en que el proyecto se haga realidad y que contribuya al  desarrollo  económico de  esta ciudad fronteriza.

El proyecto contempla un salón de convenciones para varios miles de personas,  hoteles y comercios, al sur de la ciudad.

De concretarse será uno de los principales proyectos públicos de los últimos  años. El centro de convenciones, con cupo para entre 5 y 6 mil personas, será financiado con los recursos que se captan por el cobro de peaje en el puente internacional número 3.

En otro tema, el Presidente López Obrador primero canceló una inversión de 1,400 millones de dólares de la empresa Constellations Brands en Mexicali y ahora una de 1,200 de la empresa  española Iberdrola en Tuxpan, que instalaría una planta eléctrica.

Son 2,600 millones de dólares cancelados y en plena crisis económica.

Y como ahora pretende engañar con el cuento chino de que el programa Jóvenes Construyendo el Futuro da más empleo que todas las plantas de la FORD en el mundo,   al rato  le va a dar por expulsar a esa empresa automotriz. Total, que importa que el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro no genere impuestos, no genere el desarrollo del país ni saque de la pobreza a los jóvenes, pero en cambio si da más empleos que la FORD, no importa que pague “salarios” de 900 pesos por semana y no genere antigüedad.

Por lo pronto el embajador de los Estados Unidos en México, Christopher Landau invitó a sus connacionales a no  invertir en México, por los cambios en las reglas por parte del gobierno y las señales desalentadoras para atraer inversiones extranjeras.

Y es previsible que la misma postura asuman  los demás países, con el agregado de que si en estos momentos se cancelan inversiones que están en proyecto, no es exagerado pensar que al rato se quiera expulsar a empresas ya constituidas. El gobierno manda malas señales a los  inversionistas  y cree que el mundo se quedará cruzado de brazos ante los atropellos.

Para colmo, el Presidente le sigue apostando al T-MEC como fórmula mágica para catapultar al país al primer mundo.  Pretende desconocer que el tratado de libre comercio existe desde 1994 y lo que ahora va a entrar en vigor es una nueva etapa del tratado, con reglas favorables a los Estados Unidos, que obviamente  también favorecen a México, pero de eso a que luego de 26 años de vigencia, la economía del país se catapulte, de la noche a la mañana, no es creíble. El T-MEC es un instrumento de política neoliberal, a la que tanto odia nuestro conservador Presidente y que está regresando a las épocas de la estatización.

Para colmo, AMLO también la apuesta a Donald Trump y todas las señales indican que no se va a reelegir. A ver cómo nos va con el próximo Presidente.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy