banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de opinar: Se complicó recuento de votos

PDFImprimirCorreo

Se complicó recuento de votos

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno


Vaya que se complicó el recuento de votos. El Instituto Nacional Electoral revisará casi el 80 por ciento de los resultados de las elecciones de senador y diputado federal.

En cambio en la elección de Presidente de la República no hay problema: Morena ganó, el partido está conforme y también lo están el PAN y el PRI que aceptan que  no ganaron.

Es una revisión que se hará en todo el Estado. De 4628 casillas instaladas se revisarán 3,823 de la elección de senador y 3,790 de la de diputado federal.

Esta  revisión en cierta forma es sana: Morena están convencido de que le robaron votos  y la revisión dará certeza al recuento. El PAN tampoco debe estar preocupado o molesto: si ganó, el recuento lo confirmará.

Es evidente que no puede haber  un recuento perfecto del 100 por ciento por parte de los funcionarios de casilla. No son profesionales, algunos participaron como funcionarios por primera vez. Las inconsistencias deben ser muy mínimas. Ahora que si hay inconsistencias serias, sería diferente.

En el caso de Nuevo Laredo, de las 523  casillas instaladas se revisarán 467 en la elección de diputado federal y 470 en la de senadores.

Después de que el INE concluya el recuento, los partidos que no estén conformes con los resultados podrán impugnar ante el Tribunal Federal Electoral.

Lo que si nos llama la atención  es el hecho de que los partidos tienen  en su poder las copias de las actas de escrutinio sino de las 523 casillas instaladas, si la gran mayoría. Si las tienen y el voto los favoreció, que las presenten. Eso generaría la seguridad de que no están impugnando por el afán de molestar.

Recordamos que en 1983, el PAN gano la elección de presidente municipal y exhibió las  actas de escrutinio de todas las casillas en la plaza Hidalgo. Sin embargo, eran los tiempos en que los órganos electorales los  controlaba la Secretaría de Gobernación y por arte de magia surgieron más de una decena de  actas en las que el candidato del PRI obtuvo más de 800 votos contra cero del PAN y se modificaron los resultados.

Esa es la única vez, en que un partido muestra sus actas de escrutinio para  demostrar que si gano en las urnas.

Después de eso,  se ha hecho costumbre denunciar que hubo  fraude, pero sin demostrarlo. Y obviamente luego surgen  leyendas urbanas y no falta quien diga que en tal  centro universitario se  marcaron las boletas que  le dieron el triunfo a tal o cual.

Es el pataleo, que más que derecho, como lo llama la vox populi, suena a abuso, porque se pone a trabajar a las instituciones y eso cuesta dinero que sale de nuestros impuestos.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy