banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif
banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de opinar: Salida necesaria

PDFImprimirCorreo

Salida necesaria

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Morena

La salida de Heriberto Cantú Deandar como Sub-delegado Regional de Bienestar Social  no solo era necesaria, se  había tardado.

Heriberto Cantú  dividió a Morena en los 13 meses que estuvo como Sub-delegado y de paso deslució al gobierno federal con su mal manejo como funcionario. El puesto lo perdió. Se convirtió en señor de horca y cuchillo y en el gran censor de los morenistas. Lo hizo de manera abierta y no se sabe si lo hacía como funcionario federal o como directivo de Morena, partido en el cual no milita.

El hoy ex funcionario utilizó su cercanía con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para intentar acalambrar a sus  opositores, que son todos los que no piensan como él. Desde esa posición se lanzó contra todo y contra todos y por eso  hoy no lo quieren ninguno de los varios grupos que operan al interior de Morena. Cosecho lo que sembró.

Y es que desplazó y bloqueo a Gastón Herrera, Ramón Garza Barrios, Oscar Alarcón, Adriana Contreras, Sergio Ojeda.  A unos los golpeó en público, a otros, a través de sus contactos en el gobierno  federal. Sus opositores nunca se pusieron a sus órdenes, pero él tampoco los busco.

Desde que asumió el cargo, se desataron las apuestas para adivinar cuánto duraría en su responsabilidad. Realmente duro demasiado, pues desde finales del 2018 ya se había filtrado que la oficina de Nuevo Laredo era la que menos avances presentaba en los programas sociales. No mostró capacidad, ni ganas.

Era público que rara vez atendía la oficina y delegaba en sus subalternos.

Uno de los grandes errores de Heriberto fue confrontarse con Ramón Gómez Leal y hacer creer que por ser cuñado del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca no es leal a López Orador.

Las diferencias políticas entre Cabeza de Vaca y Gómez Leal son de verdad. Si no lo fueran, Gómez Leal hubiese ganado la  presidencia municipal de Reynosa.

Fue el propio López Obrador quien destapó a Gómez Leal para la alcaldía de Reynosa. Lo hizo en una  gira por Nuevo Laredo, en un salón privado ubicado sobre la avenida Álvaro Obregón. Previamente, López Obrador convivió con la familia de Heriberto.

Fue el mismo AMLO quien en diciembre pasado salió  en defensa de Gómez Leal y le reitero su lealtad. En todo caso Heriberto tiene que reclamarle a López Obrador, que es quien sostiene al primero.

Nos preguntan qué es lo que sigue, con Heriberto y Morena. Creemos que nada, no va a renunciar a Morena, pero seguramente se mantendrá al margen, con el agregado de que los morenistas no lo  van a dejar que tome fuerza.

Sin la presencia de Heriberto, Morena puede aspirar a convertirse en un partido serio y puede aspirar a lograr la unidad, no en torno de un personaje –como pretendía Heriberto—sino de un proyecto, que no es otro más que  ganar la presidencia municipal.

Primero hay que conseguir la unidad, luego ganar y después a darle a cada grupo lo que le corresponde.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy