banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de opinar; Rivas pidió licencia

PDFImprimirCorreo

Rivas pidió licencia

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

Finalmente Enrique Rivas Cuéllar presentó ante el cabildo su solicitud para separarse temporalmente de la presidencia municipal,  para  poder hacer campaña de tiempo completo a partir del lunes 14 de mayo, para concluir el 27 de junio. Las campañas  van a durar 45 días.

Hay un  fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que  deja en libertad a  los alcaldes y regidores que buscan la reelección,  decidir si continúan en el cargo, mientras corre la campaña, o piden licencia.

Los que pidan licencia,  verán limitados sus tiempos, pues tendrían que cumplir con su cargo en horas de oficina, para hacer campaña una vez que hubiesen cumplido con sus obligaciones.

Rivas  llega al proceso electoral como favorito, por ser el alcalde, por haber estado vigente en el ánimo de los ciudadanos pues en los últimos días ha cumplido con una apretada agenda de trabajo que incluye reuniones con grupos, entrega de obras,  arranque de otras, seguimiento de programas. Ha tenido muchísima actividad pública y eso le da presencia ante la sociedad.

Pero aunque es el favorito, decir que está  tan seguro  de la victoria que podría irse a su casa a descansar, no  hacer campaña y esperar los resultados, sería un acto de irresponsabilidad política.

La  realidad es que Rivas se va a enfrentar a  varios ex alcaldes que juegan abiertamente  en el PRI y en Morena, y otros lo hacen tras bambalinas. La competencia puede no ser fácil.

Si Rivas quiere ganar, como es así, no queda de otra que irse al territorio a refrendar la confianza  de los  votantes. Hay que recorrer calles, tener reuniones con grupos organizados, comunicar en los medios tradicionales, dar la batalla en las redes, generar opiniones  favorables,  transmitir confianza.

Toda elección  es diferente.  Eso lo saben los políticos y saben que pueden sentirse tranquilos, hasta el momento en que cierran casillas y sus representantes les hacen llegar los resultados obtenidos ahí. Conforme se suman resultados favorables, entonces si hay que tranquilizarse. No antes.

En otro tema, el nombramiento  de Manuel Cavazos  como secretario general adjunto a la presidencia del CEN del PRI no debió  gustarle a muchos priistas de Tamaulipas. Como tampoco debe gustarles que Egidio Torre Cantú haya metido las manos en el proceso electoral que impuso a Sergio Guajardo como dirigente estatal del PRI, que haya impuesto candidata a senadora y a una candidata a diputada federal plurinominal.

Pero aunque no les  gusten estas clases de  imposiciones, no pasa nada. A lo más que llega algún priista  es a expresar una tibia crítica durante una plática de  café. Y como nadie se queja fuerte, las imposiciones siguen y siguen. En el 2016, Egidio Torre fue el responsable de  la derrota y a pesar de ello ahora le permiten imponer  candidatos de paja, que seguramente no van a ganar en las urnas, pero qué tal con las negociaciones  extraoficiales que les permitirán  abrir negocios después de la elección.

Y mientras los candidatos perdedores se hacen más ricos, la militancia sigue sin ser tomada en cuenta.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy