banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de opinar: ¡Qué ponga el ejemplo!

PDFImprimirCorreo

¡Qué ponga el ejemplo!

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

El Presidente Andrés Manuel López Obrador reto a los partidos políticos a que  renuncien a la mitad de los  recursos que reciben del Instituto Nacional Electoral.

Este año los partidos van a recibir 4,965 millones y en el 2020, 5,239.

Lorenzo Córdova, presidente consejero del INE,  opinó que al reducirse los recursos a los partidos, hay el riesgo de que dinero sucio fluya a las campañas.

Aclaró que los partidos están en libertad de renunciar a una parte o al 100 por ciento de su financiamiento, informándolo al INE quien reintegraría ese dinero a la Tesorería de la Federación.

Nuestro tirano Presidente podría poner el ejemplo ordenando a  Morena que renuncie no al 50 sino al 100 por ciento de su financiamiento que en el 2020 será de 1,760 millones de pesos.

Al  renunciar Morena al 100 por ciento, facilitaría  una negociación con las demás  fuerzas políticas para  que paulatinamente se reduzca el financiamiento  o incluso que se elimine la entrega de dinero, a cambio de que los partidos ejerzan otras prerrogativas, como los anuncios en los medios de comunicación.

Mucho más redituable  que el dinero en efectivo que reciben los partidos,  son los tiempos gratuitos en radio y televisión. Si esos millones de spots que  reciben se los cobraran los concesionarios, los partidos pagarían miles de millones de pesos,

En el 2018, los partidos y sus candidatos  transmitieron 22 millones 959  spots, a través de 3111 estaciones de radio y televisión. De  haber pagado su costo, habrían pagado alrededor de 40 mil millones de pesos.

Cuando los partidos pagaban los spots en radio y  televisión, la queja de los opositores es que no podían competir con el dinero que traía el PRI. Incluso  había la queja de concesionarios que no aceptaban anuncios ni pagándoselos.

O les subían el costo de los anuncios, ofreciéndoselos 10 o 15 veces más caro. No les querían dar espacios, pues.

Ya es hora de que el Presidente López Obrador pase de los dichos a los hechos.  Lanzar  retos que es probable nadie acepte, es caer en la demagogia.

Todos estamos de acuerdo de que en México se   destina mucho dinero a los partidos, porque además de los  recursos que les entrega el INE, reciben otra  cantidad igual o superior de parte de los  organismos locales electorales.

Pero además,  un alto porcentaje de estos recursos los usan los líderes para su uso personal.

Aquí en Tamaulipas, el ex dirigente del PRI en Tampico, Roberto González Barba denunció que la lideresa estatal, Yahleel Abdala, le cobra al partido 80 mil pesos mensuales,  se mueve en camioneta del partido, mete a gastos sus estancias en hoteles, comidas en restaurantes etc.

Y lo que hace Yahleel se multiplica en todo el país. No hay diferencia entre los viejos priistas y los nuevos priistas. Todos son iguales.

Y lo que pasa en el PRI, pasa en casi todos los partidos.

Este país no tiene remedio.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy