banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de opinar: La caída de Morena

PDFImprimirCorreo

La caída de Morena

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

De 784 mil votos que obtuvo en Tamaulipas en el 2018, Morena paso a 240 mil en este 2019, en cifras preliminares. Se derrumbo el mito AMLO, ese mito con el cual algunos ingenuos morenistas querían apantallar a los adversarios y hablaban de un Morena invencible, que  no necesitaba a nadie. Por eso  hicieron a un lado a personajes del PRI y el PAN que se acercaron al partido. Por eso hicieron a un lado a militantes que no pertenecían al círculo privilegiado, como ocurrió en Nuevo Laredo.

Y si el mito AMLO se derrumbo en Tamaulipas, igual paso en Nuevo Laredo, donde de 66 mil votos que logró en el 2018, cayó  a 27 mil.

Morena cometió muchos errores: impuso a candidatos desconocidos, sin dinero, sin propuestas novedosas, permitió la desunión,  menospreció a grupos externos, los candidatos no hicieron campaña, usaron los apoyos sociales para crear burbujas,  le apostaron  todo a AMLO, como si fuese un Dios terrenal, entre otras cosas,

Morena fue aplastado, humillado y  lo dejan sin esperanzas para el 2021. ¿Quién se atreverá  a meterle dinero en una aventura incierta? ¿Quién se arriesga a  competir y se expone a ser devorado por las tribus internas? ¿Trabajar ahorita, para que otros sean los  beneficiados?

Morena  fue incapaz de competirle al PAN y de paso contribuyó a debilitar más al PRI que de 37 mil votos en el 2018 paso a 13 mil. Adiós al voto duro.  Juntos, Morena y el PRI, lograron el 38 por ciento de los  votos, contra 48 del PAN.

Si a Morena se le ven pocas esperanzas para el 2021, peor es el panorama para el PRI, condenado a seguir fraccionándose, ante la falta de apoyos económicos para sostener su estructura. Y como no hay dinero, las estructuras emigran a otro lado.

Es cierto que faltan dos años para la próxima elección y podría ser que Morena y el PRI se fortalezcan, ¿Pero quién va invertirle dinero?, porque las campañas se hacen y ganan con dinero. Y los triunfos se construyen con mucho tiempo de anticipación.  Ahí está el caso del mitómano y timorato de AMLO que necesito de tres elecciones para llegar.

Morena tiene muchos pendientes por resolver, empezando por la presencia de 5 o 6 grupos,  integrados todos por generales,  pero de papel. No hay generales formados en la el campo de batalla ni en la academia. Además son cerrados, todo lo ven blanco o negro. Hay quien  antes le echaba porras al PAN y vivió de él  y  ahora dice lo contrario. Hay quien antes despreciaba a AMLO  y cuando le vio posibilidades de ganar, se unió a Morena. Cuando AMLO caída en desgracia y surja una nueva fuerza política nacional, van a cambiar de siglas. Total, es como si se tratase de ropa interior. Aquí no importan los principios.

Cada uno de estos grupos que hay al interior de Morena se cree mejor que los demás.  Ninguno alienta la  unidad,  porque hasta antes de la elección  estaban convencidos que Morena era invencible. Algunos se ven ridículos pavoneándose de que en el 2021, AMLO aparecerá en las boletas para que la gente vote por la revocación de mandato. ¡Cuidado!, porque igual y los mexicanos salen a votar  para pedirle que se vaya, que deje la presidencia.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy