banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de opinar: Fin de régimen

PDFImprimirCorreo

Fin  de régimen

Tiempo de  opinar

Raúl Hernández Moreno

Reducción del IVA del 16 al 8 por ciento y del ISR para quedar en 20 por ciento, así como igualar los precios de la gasolina, el gas y la electricidad con los que se ofertan en el lado americano, prometió el Presidente Andrés Manuel López Obrador a la frontera norte, a partir de enero.

También reitera que en esta zona el salario mínimo será el doble que en el resto del país.

Son las promesas que  hizo en campaña y que aquí en Nuevo Laredo esbozo en su discurso frente a 4 mil personas en la plaza Hidalgo.

Hemos de reconocer que teníamos nuestras dudas en el cumplimiento de estas promesas pues tan solo en la reducción del IVA y del ISR, el gobierno federal dejará de  recibir unos 104 mil millones de pesos.

La igualación de los precios de la electricidad, gasolina y gas, también afectarán los ingresos del gobierno, en tanto que el incrementar el salario mínimo al doble representa un golpe para los empresarios.  Esperemos que la medida no  dispare la inflación y termine con el cierre de negocios.

En su discurso de toma de posesión, López Obrador pidió paciencia a quienes exigen que baje ya el precio de la gasolina y ofreció hacerlo en tres años. Ojala. En Laredo, Texas el  galón  ya  anda en 1.99 dólares, algo así como 10 pesos  el litro y si Estados Unidos  no produce petróleo, todo lo compra, y en cambio en México sí tenemos petróleo, lo lógico sería que la gasolina costará menos que en el país del  norte.  En cambio, en el interior del país el litro rebasa los 19 pesos y en  la frontera arriba de  15. Todo este sobreprecio es el resultado de la corrupción y el robo de energéticos.

El Presidente López Obrador se comprometió a erradicar la corrupción y presentó 100 compromisos. Todo suena muy bien,  y lo mismo ofrecieron todos sus antecesores, desde Madero, Huerta, Carranza,  Cárdenas, Miguel  Alemán,  Calderón, Peña Nieto.  No decimos que AMLO no vaya a cumplir, solo hacemos saber nuestras dudas y esperemos que si  cumpla. Démosle tiempo al tiempo.

El fin de semana  vimos no un simple cambio de gobierno, vimos lo que puede ser el  fin de un régimen marcado por la corrupción. Por lo pronto López Obrador manda muchas señales de que el suyo será un gobierno diferente, por eso  abrió Los Pinos al público, por eso viajó en un carro Jetta, por eso le respondió a los diputados del PAN cuando con pancartas le pidieron bajar la gasolina y les recordó que ellos fueron los que la subieron, por eso dijo que separará el poder político del económico y por eso le dijo a Enrique Peña, al PRI y al PAN, que el neoliberalismo es el responsable del estado en que se encuentra el país.

Insiste en que  recibió un país en quiebra, lo que es una mentira. En  todo caso recibe un gobierno al borde de la quiebra, pero tenemos un sector privado rico y fuerte.

No  entendemos porque exculpa de la crisis a Luis Echeverría y a José López Portillo si fue en  ese sexenio cuando la economía empezó a deteriorarse.

Y si con López  Mateo y Díaz Ordaz hubo estabilidad económica, en cambio hubo  una feroz represión a los  doctores, a los ferrocarrileros, a los estudiantes.

En fin, que el cambio sea en bien del país.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy