Tiempo de opinar: Bejarano se reunió con ex perredistas

Imprimir

Escrito por Columna Lunes, 08 de Abril de 2019 15:22

 

Bejarano se reunió con ex perredistas

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

René Bejarano Martínez, Presidente del Movimiento Nacional por la Esperanza estuvo en Nuevo Laredo, como parte de un recorrido en el que ha estado ya en 27 entidades, en lo que va del año.

Bejarano dijo que su Movimiento no  busca  convertirse en partido político, ni integrarse a alguno de los que existen.

Eso sí, subrayó que apoyan los movimientos progresistas, como el de Morena, ese partido que fundó su antiguo jefe, el  hoy Presidente de la República,  Andrés Manuel López Obrador.

Bejarano ofreció una conferencia de prensa en la que fue acompañado por tres ex dirigentes  estatales del PRD: Jorge Valdez Vargas, Cuitláhuac Ortega y Alberto Sánchez Neri, los cuales renunciaron a su militancia el año pasado.

También los acompañó la regidora Judith Martell Alvarado que en plena conferencia  anuncio que desde febrero de este año renunció al PRD y en estos momentos es independiente.

Lo que causó más sorpresa en la conferencia fue la presencia de la señora Claudett Villarreal de Canturosas. Al final se develaría la  razón de su presencia: por la noche estaba pactado que se reunieran Bejarano y Carlos Canturosas Villarreal en la vecina ciudad de Laredo, Texas, donde está refugiado el ex alcalde, pues la Auditoría Superior del Estado  le tiene integrado un expediente por presunto desvío por más de 900 millones de pesos.

Bejarano aseguró que su Movimiento tiene un millón de afiliados, 60 mil de ellos en Tamaulipas y entre 300 a 400 aquí en Nuevo Laredo. Los afiliados tienen libertad para militar en el partido de su preferencia.

En otro tema, el gremio periodístico se enteró el último viernes que la presidenta del  PRI, Yahleel Abdala Carmona presentó una demanda por daño moral en contra del periodista Fernando Acuña Piñeiro.

Un sector del gremio  se solidarizó con Acuña por este  amago a la libertad de expresión, pero sobre todo porque la Presidenta del PRI nunca ha tenido atenciones con la prensa, ni siquiera con aquellos que en su momento la apoyaron. Así, ¿cómo apoyarla?

Si con la denuncia pretende ganar espacios, se equivoca. Mejor debería pedir que se expulse del partido y se enjuicie penalmente a Egidio Torre Cantú.  Hacer estas peticiones en este momento y no cuando las autoridades lo detengan – como paso con Tomás y Eugenio— sería un mérito. Hacerlo cuando ya esté detenido, no tendrá   valor.

Por supuesto no lo va hacer, no importa que en  agosto del 2013 Egidio los haya maltratado a ella y a  Carlos Luis Hinojosa, cuando ambos, siendo regidores,  lo abordaron en la unidad deportiva del poniente para pedirle que los ayudara a desconocer a   Benjamín Galván Gómez como alcalde de Nuevo Laredo.

Ese maltrato se le olvido cuando Egidio la hizo candidata a diputada federal en el 2015, candidata a senadora en el 2018 y ahora presidenta del  PRI. Así  valen la pena los maltratos del 2013.  Por supuesto, no todos piensan igual.