banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Tiempo de Opinar; Aclarar cuentas

PDFImprimirCorreo

 

Aclarar cuentas

Tiempo de opinar

Raúl  Hernández Moreno

 

En un  hecho pocas veces, insólito, este día el cabildo aprobó, y por unanimidad, solicitarle a la Auditoría Superior del Estado, un informe sobre el status en que se encuentran las cuentas públicas  de la administración 2015 y 2016, que encabezó Carlos Canturosas.

La propuesta de plantear la solicitud no surgió de algún regidor opositor, como pudiera pensarse, sino  de una panista, de la síndico primero, Dorina Lozano, una de las colaboradoras más cercanas del alcalde Enrique Rivas Cuéllar.

La propuesta  fue aprobada por unanimidad y se comentó que es un tema de transparencia. El ayuntamiento actual no quiere que lo mezclen con el anterior.

Pocas veces hemos visto este tipo de rozones, de enfrentamientos, entre elementos de un mismo partido político. La última vez que sucedió algo similar fue cuando  Horacio Garza  sustituyó a Marcos Alejandro y dio instrucciones al primer síndico, Alejandro Montemayor, para que presentara una  denuncia  formal en contra de Mateo Cabello y el propio Alejandro por el presunto desvío de fondos. Desde Victoria ordenaron congelar el asunto.

A Canturosas,  el Congreso le congeló las cuentas del 2015 y 2016 en  julio de 2017, luego de que la Auditoría Superior del Estado detectó inconsistencias en el  ejercicio de más de 900 millones de pesos.

No fue el único Municipio con inconsistencias. También se les congelaron las cuentas a otros 10, con  inconsistencias por más de tres mil 200 millones de pesos.

Tras el congelamiento de las cuentas, la Auditoría  le requirió tanto a Canturosas como a otros de sus funcionarios, justificar el gasto ejercido. Como además es público las malas  relaciones entre el Gobernador Francisco García  Cabeza de Vaca y Canturosas, el círculo cercano a este  entró en pánico, convencidos de que el mandatario estatal se desquitaría por las ofensas  que Canturosas le hizo a Cabeza, antes de que fuera  gobernador.

Se sabe que el ex tesorero Roberto Herrera  buscó a Canturosas  para recomendarle conciliar con  Cabeza, con  la advertencia de que si lo  enjuician  dirá todo lo que sabe.

También entró en pánico el ex síndico segundo, Jorge González Fisher, uno de los principales favorecidos en esa administración.

En  noviembre del 2017,  Canturosas  decidió tramitar y obtener un amparo de la  justicia federal, luego de que la prensa victorense empezó a manejar la posibilidad de que  fuese arrestado y enjuiciado por este caso de presunto desvío.

En ese inter, las revisiones de la ASE  encontraron anomalías por más de 5 millones de pesos tan solo en la dirección de deportes, en el trienio 2013-2016, lo que nos da idea del desaseo en las cuentas.

Este es un asunto de transparencia que a fin de cuentas a todos les conviene: a la administración actual porque pone una  barrera con su antecesora y a la  administración de Canturosas porque  permite  establecer con precisión lo que ocurrió en su gobierno. Si hubo desvíos, que se le enjuicie; y si no los hubo, que se aprueben sus cuentas y asunto terminado.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy