banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif
banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Video, clave para esclarecer ejecución extrajudicial cometida por militares

PDFImprimirCorreo

Ciudad de México a 30 de Agosto del 2020 ("Redes Sociales") .-  “Herida producida por proyectil de arma de fuego penetrante [contra] el cráneo a uno y/o tres metros de distancia”.

Esta es la causa de muerte de Damián Genovés Tercero en el acta de defunción con folio A 281929132 en el estado de Tamaulipas, del cual EL UNIVERSAL posee copia.

Un video dado a conocer por El Universal fue la clave para esclarecer la ejecución extrajudicial de 12 personas, incluyendo a tres civiles secuestrados. En él se aprecia cómo no hubo enfrentamiento –solo dispararon los militares- y se escucha cuando personal castrense remata a los heridos y asesina a un sobreviviente.

A través de redes sociales trascendió el mismo video de El Universal, pero fue analizado y se observan detalles que no habían salido a la luz.

Mientras los militares aseguraban la participación de elementos en 4 unidades, en el video salen 6. 3 patrullas y 3 Sandcat blindados.

Lo más trascendente son los segundos finales. En dos ocasiones, alguien pide que dejen de disparar pero los militares no obedecen y continúan accionando sus armas contra las personas que iban en la camioneta y que no hay respuesta armada. Antes, dos personas bajan de la cabina y son acribilladas a mansalva.

Un militar se acerca a la caja de la camioneta. Al mismo tiempo en el video se observa como un sobreviviente levanta su mano, en ese momento varios soldados gritan “está vivo, está vivo” y la orden que reciben es “mátalo, mátalo a la verga”.

LAS VÍCTIMAS

Damián desapareció el 24 de junio en Nuevo Laredo, la ciudad fronteriza de esta entidad, y apareció muerto la madrugada del 3 de julio y presentado ante las autoridades como presunto delincuente.

Damián estaba secuestrado, atado de pies y manos, como también lo estaban Arturo Garza y Ángel Núñez, en la caja de una camioneta tipo Pick Up color plateado, que recibió 243 disparos de elementos del Ejército Mexicano. Tenían 18, 19 y 25 años de edad, respectivamente.

El primero acababa de conseguir trabajo en un autolavado y tenía apenas seis meses viviendo en la ciudad; el segundo era estudiante universitario, y el tercero era ayudante de mecánico. Desaparecieron el 24, 27 y 30 de junio en la ciudad fronteriza y, sí, también a los tres los buscaron sus familiares caminando por las calles y los encontraron en las fotos difundidas en redes sociales como presuntos delincuentes abatidos en un enfrentamiento con efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Así como Damián, Arturo murió por una herida producida por un proyectil disparado por arma de alto calibre de uno a tres metros como consta en su acta de defunción. La causa de muerte de Damián y de Arturo son similares a la de Ángel, quien, de acuerdo con su acta de fallecimiento, la causa fue “por herida producida por proyectil disparado por arma de fuego penetrante a tórax” (súbito), se lee en el documento.

El saldo de este hecho fue 12 civiles muertos, tres de ellos estaban secuestrados, atados de pies y manos y los militares –además de ejecutarlos- los hicieron pasar como delincuentes.

https://www.youtube.com/watch?v=1ZKmwj18-ZI

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy