banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Cierre del penal del Topo Chico pone al descubierto una red de corrupción

PDFImprimirCorreo

MONTERREY, Nuevo León a 04 de Octubre del 2019. — El cierre del penal del Topo Chico dejo al descubierto una red de corrupción encabezada por Eduardo Guerrero Duran, actualmente asesor especial en Nuevo León en temas penitenciarios.

Guerrero Duran fue señalado durante el juicio del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, por Dámaso López Núñez alias El Licenciado, de ser quien preparaba la tercera fuga del delincuente, antes de su extradición a Estados Unidos.

“Estaba planeando otro escape de túnel con la ayuda de Emma y sus hijos, pero el director de la prisión nunca llegó con la ayuda de trasladarlo de vuelta al Altiplano. Fue mantenido en Ciudad Juárez y extraditado a los Estados Unidos”, señaló López Núñez, documento el periódico Eje Central el 23 de enero de 2019

Pese al señalamiento de “El Licenciado” en una corte de Nueva York, Eduardo Guerrero Duran, quien fuera titular Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención de Readaptación Social (OADPRS) de septiembre de 2015 a octubre de 2017, fue nombrado por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” como asesor especial para los penales estatales.

El Guerrero Durante arribaron otros ex funcionarios federales, como Víctor Raúl Torres Merino, actualmente director del penal de Cadereyta, quien está involucrado en la ejecución de Adrián Matsumoro, ocurrida el pasado 3 de marzo de 2019 en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

Matsumoto, en 2016 como director de Seguridad Penitenciaria había detenido a Víctor Raúl Torres Merino en un operativo especial, aunque este recupero su libertad posteriormente.

El director del penal del Topo Chico, Juan Martin González y el coordinador de Seguridad Fernando Álvarez, son señalados por internos –ya reubicados a otros reclusorios- de ser quien es cobraban fuertes sumas de dinero para permitir el ingreso de drogas, alcohol, prostitutas y armas.

“Fernando Álvarez, cobraba 30 mil pesos a integrantes del Cartel del Golfo, del Cartel de Jalisco Nueva Generación y de Zetas Vieja Escuela, para meter armas largas, como los rifles que fueron encontrados ahora que cerraron el penal”, denuncio un ex interno del Topo Chico.

Aunque Eduardo Guerrero Durán, es señalado como experto en Estrategias Penitenciarias y Sistemas de Seguridad, y “responsable” de mantener a Joaquín “El Chapo” Guzmán en prisión y extraditarlo a Estados Unidos, la verdad salió a relucir en el juicio del capo en Estados Unidos.

Hasta la revelación que hizo López Núñez alias El Licenciado no se había mencionado a Eduardo Guerrero Durán, entonces titular del OADPRS, como parte de las investigaciones de corrupción entorno a El Chapo.

Eduardo Guerrero,  quien se desempeñó como Fiscal de Ejecución de Penas de Chihuahua durante la administración del hoy prófugo exgobernador, César Duarte Jáquez, fue nombrado por el entonces secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, como encargado de los penales federales en septiembre de 2015.

Fue el 9 de septiembre de 2015, a dos meses del escape de Guzmán Loera del Altiplano, cuando Guerrero Durán fue nombrado titular del OADPRS en sustitución de Juan Ignacio Hernández Mora, destituido por Osorio Chong tras la fuga del capo.

Sin alguna investigación respecto al haber permitido que Guzmán Loera se comunicara desde el interior del penal cuando se enteró del secuestro de sus hijos en un restaurante en Puerto Vallarta, Jalisco, en agosto de 2016, y a 11 meses de haber asumido el encargo, el 7 de octubre de 2017 a través de un escueto pronunciamiento la Secretaría de Gobernación anunció el cese de Guerrero Durán y en su lugar fue designado José Alberto Rodríguez.

Desde noviembre de 2018, Guerrero Durán fue nombrado por el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” en Nuevo León como el encargado de los penales en el estado.

Comentarios (0)add comment

Escribir comentario

busy