banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Editorial

Tiempo de opinar: El costo de las ocurrencias

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Miércoles, 30 de Enero de 2019 16:38

El costo de las ocurrencias

Tiempo de  opinar

Raúl Hernández Moreno

Entre 20 y 30 mil millones de pesos más gastaremos los mexicanos en este 2019 por la  reducción en la calificación crediticia que le hizo la calificadora Fitch Ratings a  Pemex.

Y ante la calificación  negativa, el Presidente Andrés Manuel López Obrador respondió a su estilo; descalificando a Fitch Ratings, a la que llamo hipócrita y de ser cómplice del saqueo que los anteriores gobiernos hicieron a Pemex, como si la calificadora fuese la Auditoría Superior de la Federación.

Que penoso que al frente del país tengamos a un intolerante, bravucón e ignorante, que en vez de gobernar bien lo hace con ocurrencias.

Pero además estas bravocunadas en nada nos ayudan. No tardan en emitir sus dictámenes otras calificadoras y si coinciden con  Fitch, nada raro,  nuevamente vendrá la andanada de insultos por parte de quien nos gobierna y para el cual solo hay dos opciones: o se está con él, o contra él.

Aristóteles Nuñez, ex titular del Servicio de Administración Tributaria,  comentó que parte de esta calificación negativa tiene que ver con el hecho de que el gobierno federal está empeñado en construir nuevas refinerías para las cuales no hay producto para refinar y que es mejor invertir en exploración  y descubrimiento de nuevos yacimientos.

Mientras tanto, el empresario Horacio Seoane Yeme se impuso el reto de reunir 10 mil comentarios en el facebook y a cambio donaría minisplits a escuelas locales y cumplió el reto. Ahora escogerá los planteles que serán beneficiados.

Por su parte, el líder nacional del PAN, Marko Cortés visitó Tamaulipas, presentó a Mauricio Kuri como nuevo coordinador de los senadores, en sustitución del fallecido Rafael Moreno Valle.

Dijo que el PAN gobierna a 35 millones de mexicanos y reiteró que seguirán siendo un contrapeso para el gobierno federal.

De paso acusó al senador y líder del Sindicato Minero, Napoleón Gómez Urrutia de estar atrás de las  huelgas en Matamoros.

En medio de todo esto, Televisa le dio una exhibida al líder petrolero de Madero, Esdras Romero de quien mencionó que gana 30 mil pesos mensuales y tiene  varias casas que en conjunto cuestan más de 100 millones de pesos.

Dijo que Romero ha acumulado su fortuna a la vista de todos, no se ha preocupado por ocultarse y ninguna autoridad lo llama a cuentas. Y lo mismo pasa con Romero Deschamps, multimillonario a costa de Pemex y los gobiernos.

Y es que a la corrupción, ayer como hoy, se le combate con  discursos, no con acciones. El día que se aplique la ley, que no se permita la impunidad, que se castigue a los rateros de cuello ancho,   se podrá avanzar en el combate a la corrupción.

Actualmente   vemos a un ser que se siente iluminado y que cree que con su sola palabra se va a acabar la corrupción y todos los males de México.

La India tuvo a un ser que prácticamente no era de este mundo, que le dio la Independencia, pero no pudo reconciliar a católicos y musulmanes, por más huelgas de hambre y oraciones que les dedicó. Al final fue ultimado por un fanático.

 

Tiempo de opinar: Sin futuro

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Martes, 29 de Enero de 2019 19:00

Sin futuro

Tiempo de opinar

Raúl  Hernández Moreno

Un ex dirigente juvenil del PRI prepara su renuncia al partido, convencido de que hacer talacha en el PRI, es trabajar para que se beneficien los mismos de siempre, con posiciones pluris y arreglos con los adversarios.

Y tiene razón.

“Trabajo para ti, para que te  beneficies, para que te vaya bien”, suelen decir los candidatos  ganadores, aunque él sea el único que recibe un  generoso  sueldo,

El PRI no se democratizó en sus primeros 90 años de existencia y no lo hará en los siguientes 90 años, si es  que el tiempo le alcanza. Por eso las  candidaturas y los cargos directivos con derecho a sueldo, seguirán siendo para un pequeño  grupo que vive del trabajo que hacen los demás. Así ha sido toda la vida y así seguirá siendo.

El PRI siempre vivió el círculo vicioso de iniciar como un partido dominado por dinosaurios y en la parte baja jóvenes pidiendo democracia, pero luego esos jóvenes alcanzaron  la edad adulta, mutaron en  dinosaurios y terminaron haciendo lo que tanto criticaron en sus tiempos mozos. Y de nuevo el ciclo.

Ese ciclo se renovaba porque el partido controlaba el gobierno federal, el estatal y el municipal. En un mundo así, casi todo mundo prefería ser del PRI. Solo los idealistas se iban a la oposición. Cuando  hace 30 años inició la competencia electoral, alentada por Carlos Salinas,  poco a poco los ciudadanos  fueron emigrando al PAN o al PRD.  Hoy  ya no es obligatorio pertenecer al PRI para  hacer política en México.

Tampoco se necesita tener ideología, ni amor a un partido. Hoy  para tener éxito lo que está de moda es ser pragmático.  Se cambia de siglas  como cambiar de calzones. Lo que hoy se crítica, mañana se alaba y sin recato se justifican: es que estaba equivocado.  Y luego hay quien tacha de inmoral a José Fouché, por  hacer hace dos siglos lo que hoy es práctica  común y corriente,  muy corriente, diríamos.

Convertido en partido chiquillada,  el PRI se alista a participar en el proceso electoral con la ilusión de ganar dos o tres diputaciones pluris y   amarrar negociaciones que le permitan  ganar perdiendo.

Qué sabio  resultó Víctor Martell cuando en el 2001 le dijo a Jorge Valdez: “¿Perdimos?, perdiste tú, nosotros  ganamos”, después de que el segundo se dolió de los pocos votos obtenidos en la elección, insuficientes para alcanzar la  regiduría plurinominal.

Tiene razón ese ex líder juvenil que hoy prefiere renunciar al PRI y  mantenerse al margen de la política, porque si participa en el proceso electoral lo hará para beneficio de un reducido grupo de políticos ambiciosos y sin escrúpulos que ven al PRI como un instrumento para enriquecerse o en el peor de los casos,  obtener ingresos que nunca lograran en el sector privado, con el agregado de que tendrían que trabajar y trabajar a estas alturas de la vida, ¡jamás!

Si el PRI no tiene presente, menos futuro.

 
 

Tiempo de opinar: Michoacán y Matamoros, mala señal

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Lunes, 28 de Enero de 2019 16:00

 

 

 

Michoacán y Matamoros, mala señal

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

Como si la guerra contra el huachicoleo no fuese suficiente, ahora el gobierno federal enfrenta dos nuevos conflictos: el bloqueo de trenes por parte de la CNTE en Michoacán y la huelga de maquiladoras en Matamoros.

En Michoacán, los pandilleros de la CNTE tienen bloqueados desde el 14 de enero 200 trenes con más de un millón 700 toneladas de mercancía, que ocasiona pérdidas millonarias.

La CNTE pide el pago de diversas prestaciones  como bono, prima vacacional del 2018 y devolución del ISR en el 2018 y 2019, exige que le entreguen 5 mil millones de pesos, de los cuales el gobierno federal le autorizó mil, en dos partidas, le envió 200 el viernes pasado y 800 este lunes.

El gobierno de Michoacán  le ha pedido al gobierno federal su ayuda para  liberar las vías de ferrocarril, pero este dice que  no usará la fuerza para lograr esa meta y señala que corresponde al Estado resolverlo.

En Matamoros estalló la huelga en 26 fábricas con 36 mil trabajadores. Estos exigen un incremento salarial del 20 por ciento, adicional al incremento a los salarios que por decreto ordenó el gobierno federal al pasar el salario mínimo de 88.36 pesos diarios a 176.72.

Junto con el 20 por ciento,  piden un bono anual de  32 mil pesos.

Hay dos empresas que de plano no pudieron  cubrir el aumento del 100 por ciento a los mínimos, optaron por cerrar y dejar sin empleo a dos mil trabajadores.

Haber incrementado el salario en la frontera al 100 por ciento, está afectando a todos. Los negocios  que  pagaban el mínimo subieron los salarios, pero también sus precios para  poder ser competitivos. La inflación va cuesta arriba.

El problema se complica porque la que encabeza el movimiento de huelga es una abogada Susana Prieto, de Ciudad Juárez. Además, el secretario general de las maquiladoras, Javier Villafuerte, asegura que atrás de todo esto está un tal Javier Zúñiga, dirigente del Sindicato Minero y gente de confianza de Napoleón Gómez Urrutia, el senador consentido del Presidente  Andrés Manuel López Obrador. Y si a  todo se añade que el alcalde de Matamoros, Mario López, es de Morena,  todo se presta para el sospechosismo.

El gobierno  federal se ha visto lento en el caso Michoacán como en el de Matamoros. Ambos conflictos están dejando pérdidas millonarias y en ambos, el gobierno  federal le atribuye a los gobiernos estatales ser los responsables de resolverlos.

Si lo que ocurre en Michoacán ocurriese en Estados Unidos, ya se hubiese enviado a la fuerza pública a liberar las vías y habría cientos de detenidos o por lo menos no se les pagaría el sueldo.

En un estado de  derecho, la gente del CNTE debiera ser despedida y remplazada por gente que si trabaje. Pero en vez de eso se les permite parar labores y se les sigue pagando su sueldo. ¡Que chulada!

Además, una cosa es que protesten y otra que afecten a terceros, como está sucediendo. ¿Qué culpa tienen  las empresas transportistas y los dueños de mercancías, de lo que les pasa a la CNTE?

Lo de Matamoros envía mala señal a los inversionistas extranjeros, que de por sí  no entienden como en una región del país se les obliga a pagar un sueldo de 32 dólares semanales y a unos cuantos  kilómetros de distancia, la obligación aumenta a 64 dólares.

 
 

Tiempo de opinar: La campaña de AMLO

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Viernes, 25 de Enero de 2019 13:38

La campaña de AMLO

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

El senador Américo Villarreal anunció que en el mes de abril el Presidente Andrés Manuel López Obrador estará en Nuevo Laredo.

En pleno proceso electoral, pues las campañas electorales inician el 15 de abril. Y como el Presidente no tiene respeto por las instituciones, ni las leyes, igual en su discurso puede decir: “Ustedes saben que me debo mantener imparcial en el actual proceso electoral, porque luego mis adversarios empiezan a decir cosas, pero si pudiera hablar con libertad les diría que voten por los candidatos de Morena”.

Así lo hizo durante la encuesta patito sobre el aeropuerto de Texcoco. Lo acaba de hacer en el gasto de 85 millones para la compra de pipas, en el que no respeto la ley y no licito. Igual puede entrometerse en el proceso electoral de Tamaulipas.

El Congreso local en estos momentos está integrado por 20 diputados del PAN; 12 del PRI; y uno del MC, Verde, Panal y Morena.

La competencia del 2 de junio va a ser entre el PAN y Morena, el PRI será mero espectador y aspira a obtener 2 o 3 diputaciones pluris, esas que en el 2017 proponía reducir y ahora pelea con uñas y dientes.

Morena controla en estos momentos 18 congresos, con 17 le bastan para sacar adelante las reformas constitucionales, y encima domina el Congreso federal.

Con esos 18 congresos le basta y  sobra, pero quiere más. Quiere el poder absoluto que le permita controlar al país más allá de un sexenio.

Se equivocan quienes creen que la elección de Tamaulipas será más fácil para el PAN que la del 2018, porque AMLO no aparece en las boletas. Ni falta hace: todos los días aparece en la televisión, radio, prensa escrita y medios digitales. Domina la agenda nacional y cuenta con un grupo de estrategas expertos en lanzar bombas chinas para distraer a la población de los problemas nacionales controvertidos.

Con su guerra al huachicoleo, sus opositores dejaron de  hablar del caso Puebla y aparte contribuyó a que nadie prestase caso a la aprobación de la Guardia Nacional. Así nos  va a tener todo su mandato, salvo que los mexicanos se cansen y dejen de prestarle atención.

AMLO ya está presente en la elección  de Tamaulipas, lo está todos los días, imponiendo agenda y eso le pone difícil las cosas al PAN, esto además de que igual y al rato se le ocurre que el 2 de junio haya una consulta ciudadana para que la gente opine si el Presidente debe seguir  viajando en aviones comerciales o en uno propio. Todo con tal de aparecer en la boleta.

En Tamaulipas la apuesta de Morena es que ese vuelo que todavía trae el Presidente le alcance para ganar las elecciones.

Hasta  ahora la popularidad de AMLO esta fuerte y  no hay indicios de que se caiga de aquí a los próximos cuatro meses.

Cuando Enrique Peña se hizo cargo de la Presidencia llegó con mucha fuerza, pero vino el caso Ayotzinapa y ahí terminó su sexenio, por lo pésimo que lo manejo. A partir de ese momento, Peña perjudico al PRI y a sus candidatos.  Igual le puede pasar a AMLO y Morena, pero eso podría pasar más adelante, no en este momento en que su imagen es un respaldo para su partido.

 
 

Tiempo de opinar: El sindicalismo que se fue

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Jueves, 24 de Enero de 2019 15:29

El sindicalismo que se fue

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

En Matamoros las cosas se han puesto color de hormiga en la industria maquiladora y hay la amenaza de un estallamiento de huelga para mañana viernes, en 45 fábricas que dan empleo a más de 30 mil trabajadores.

Los trabajadores rebasaron a su secretario general, Juan Villafuerte Morales que ha fracasado en sus negociaciones para que desistan de sus intentos. De nada sirve que les diga que con el nuevo salario mínimo autorizado por el gobierno federal, de 172 pesos diarios,  ahora  ganan un 20 por ciento más y que algunas empresas les van a dar un bono anual de hasta 18 mil pesos. Nomás no los convence.

El propio Presidente Andrés Manuel López Obrador ha comentado que los trabajadores rebasaron al sindicato y envió a gente de la Secretaría del Trabajo a atender y resolver este conflicto.

Para las nuevas generaciones, escuchar sobre una huelga es algo a lo que no están acostumbrados. Sin embargo,  hubo una época en que los sindicatos eran el terror de los empresarios.

Aquí en Nuevo Laredo, para no ir tan lejos,  todavía en los años ochentas del siglo XX, las huelgas estallaban cuando no estaban instalados los negocios.

Se construía el edificio de un restaurante y el sindicato de meseros se enteraba y estallaba la huelga en el futuro negocio para exigir la firma de un contrato colectivo. Encima, el sindicato establecía cuántos trabajadores  se  necesitaban, los salarios y una plaza para un  delegado encargado de revisar que se cumpliera con las clausulas del contrato.

Todo eso se acabo con Carlos Salinas como Presidente y Manuel Cavazos Lerma como gobernador. Los dos  fueron implacables, prácticamente se prohibieron las  huelgas y los pocos sindicatos  que quedaron se  manejaron como aliados y empleados del gobierno.

Cuando en noviembre de 1992 una turba destruyó las instalaciones de la aduana y dependencias federales en los puentes 1 y 2, se aprovechó para culpar y desterrar del país, a Pedro Pérez Ibarra, entonces secretario general de la CTM. Una comisión de empresarios  fue a entrevistarse con Manuel Cavazos Lerma, recién electo gobernador, y pedirle que acabase el acoso a Pérez Ibarra y palabras más, palabras menos, el engreído político les contesto: ¡Quién les entiende!, toda la vida han estado que les quitemos a Pérez Ibarra y ahora que lo hacemos,  vienen a defenderlo. ¡Quien les entiende!

Pérez Ibarra no fue perdonado y regreso a Nuevo Laredo muchos años después, pero ya sin poder y con el encono de los dirigentes de la CTM.

Los sindicatos y la CTM perdieron el poder absoluto y abusivo del que gozaron muchos años y que permitió  que un reducido grupo de secretarios generales se hicieran ricos, a  cambio de negociar contratos que beneficiaban a los empresarios.

¿Qué va a pasar en Matamoros y sus maquiladoras? No lo sabemos, lo que sí es seguro es que los sindicatos ya  no volverán a tener el apoyo  abusivo  de hace  más de tres décadas. Y qué bueno, porque solo hacía ricos a los líderes, en tanto que a los obreros los condenaba a subsistir con  bajos salarios

 
 

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL