banner_2doinforme_monterrey_900x110px.gif

Editorial

Tiempo de opinar: El pueblo pone y el pueblo quita. AMLO

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Viernes, 12 de Abril de 2019 09:20

 

 

 

El pueblo pone y

el pueblo quita. AMLO

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

Al Presidente Andrés Manuel López Obrador le gusta  decir que el pueblo pone y el pueblo quita.

Está convencido de que lo que él llama pueblo –los pobres—lo adoran y que si en el 2021 se somete a una ratificación de mandato, va a ser aprobado en un alto porcentaje, quizá de un 200 o 300 por ciento, por aquello de la multiplicación no de los peces, sino de los votos.

Haya consulta para ratificación, organizada por Morena o por el INE, va a ser aprobado, porque sería un ejercicio  amañado, a modo.

Ahora que si fuese una encuesta  real…, ¡cuidado!, en una de esas los participantes  piden que  López Obrador se vaya a su casa.

Ya vimos como una turba lo abucheó al ser inaugurado el estadio de beisbol de los Diablos Rojos. Fue una  rechifla natural, la gente pago por ver un juego de beisbol, no a un  viejo berrinchudo.

Ahora que si la  ciudadanía opinase que López Obrador debe dejar la presidencia de la república, el pueblo no decidiría a su sustituto. Sería el Congreso quien lo hiciera, respetando el mandato de la Constitución General de la República.

Si por alguna razón el Presidente  tuviese que       ausentarse  de manera permanente, por fallecimiento, enfermedad o renuncia, y esto sucediera en los dos primeros años del mandato,  en su lugar entraría el Secretario de Gobernación y en un período no mayor de 60 días convocaría a elecciones.

Si la ausencia del Presidente fuese después de dos años de ejercicio, el Congreso nombraría un sustituto que terminaría el mandato, es decir no habría nuevas elecciones.

Todo eso de que el pueblo  pone y el pueblo quita, es retórica.

Si el Presidente  está convencido de que a él lo eligió el pueblo, igual hizo el pueblo con Peña Nieto, con Calderón, con Fox. Y si el pueblo se equivoco con Fox, con Calderón, con Peña Nieto, el tiempo dirá si  también se equivoco con López Obrador.

Estamos convencidos de que aún los que no votaron por López Obrador les gustaría que gobernara bien. Cuando se gobierna bien,  no importa el partido del que proceda el gobernante.

Pero  hasta ahora hemos  visto un Presidente que insiste en ofender a los que no coinciden con él, aunque entre ellos se incluya a los que les dieron su voto.

Y es que haber votado por él no significa  que se le tenga que aplaudir todo, y menos cuando  pocos meses han  bastado para  poner en  riesgo el crecimiento económico y encima no se ven avances en ningún rubro de gobierno,  incluidos en combate a la corrupción y a la impunidad. AMLO convirtió al país en un congrejo que un día avanza un paso y al día siguiente retrocede dos pasos.

Es cierto que apenas tiene cuatro meses, pero el problema es que el ofreció soluciones mágicas, la gente le creyó y por eso hay desencanto. Como andarán las cosas que hay quienes creen que estábamos mejor que cuando estábamos peor. ¡Que regrese Peña Nieto!

 

Tiempo de opinar: El viejo PRI; el PRI de siempre

PDFImprimirCorreo

Escrito por Administrator Jueves, 11 de Abril de 2019 09:20

 

 

El viejo PRI; el

PRI de siempre

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

Como candidata a senadora y ya como presidenta del PRI, Yahleel Abdala se auto presentó como la política de una nueva generación  y hasta se deslindó del viejo PRI, sepultando sus colores. Al final sus dichos fueron mera retorica y es  tan dinosauria como sus antecesores. Por eso hizo lo que han hecho todos los dirigentes del PRI: aprovecharse de puesto y las prerrogativas y agandallarse las posiciones plurinominales. Eso de que acepto dirigir al PRI ahora que está  en declive y ya no tiene acceso a los  recursos oficiales de los gobiernos federal, estatal y municipal, es relativo, pues cada mes el PRI  recibe 4 millones 403 mil 155  pesos por concepto de prerrogativas,  que le entrega el IETAM y que la presidenta del Revolucionario Institucional maneja a su discreción.

De haberse abstenido de ir en la lista plurinominal  y haber dicho que prefería quedarse a democratizar al PRI,  habría transformado radicalmente su imagen política y personal.

En vez de ello, optó en refugiarse en el viejo PRI, el PRI de siempre, el PRI corrupto, el PRI anti-democrático, el PRI  gandalla, el PRI de la cúpula a la que no le importa perder en las urnas a cambio de  recibir  beneficios  jugosos, como las prerrogativas.

En los últimos años hemos  visto mudar de partido a muchos políticos que toda su vida militaron en el PRI, desde ex alcaldes, ex diputados, ex regidores, ex  dirigentes partidistas,  empresarios. Es la respuesta ante la  cerrazón de una cúpula que se queda con candidaturas.

Recordamos el caso de don Manuel Canales Escamilla. Cuando ya estaba en su casa viviendo tranquilo, Egidio Torre lo mandó llamar para decirle que lo necesitaba de candidato a la presidencia municipal. Don  Manuel se resistió, su edad y estado de salud reclamaban vivir  tranquilo. Egidio insistió y don  Manuel acepto. Semanas después lo  volvió a llamar para  decirle que tenía presiones muy fuertes y que siempre no podría hacerlo candidato.  Canales optó por alejarse del PRI,  era lo natural, no podía permanecer en un partido cuyo líder político lo humilló.

Y así podemos citar decenas de casos que justifican que los militantes se desalienten de un  PRI  que no  quiere cambiar.

Esta migración de políticos  priistas  va a seguir, en la medida en que sus militantes no le vean  presente ni futuro.

En otro tema, Alejandro Ceniceros, dirigente estatal del Partido del Trabajo  vino a Nuevo Laredo a presentar a sus candidatos a diputados.

Por el Distrito 1 va José Luis Chávez Castillo; en el 3 Ruth Chávez Barro; y en el 3, Elizabeth Rodríguez Quiroga.

José Luis Chávez  es abogado y  hace algunos años fue candidato a diputado local por el PAN, cuando no era gobierno.

En el último proceso interno del PAN se la jugó con José Julián Sacramento Garza, con tan mala suerte que no logró la nominación.

A la señora Elizabeth Rodríguez Quiroga la conocemos de hace muchos años. Es una excelente persona,  fuimos compañeros de trabajo durante muchos años. Es una mujer servicial,  dispuesta a ayudar a los demás, sin pedir ni esperar nada a cambio. Si ganase, sería una excelente diputada.

Dice Ceniceros que el PT no va solo por el 3 por ciento para lograr el registro estatal, va por el triunfo y que pretenden obtener 24 mil votos por distrito.

Como diría El Chicharito: Hay que pensar cosas chingonas… aunque mejor es hacerlas.

 
 

Tiempo de opinar: Incierta participación ciudadana

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Miércoles, 10 de Abril de 2019 09:20

 

 

Incierta participación ciudadana

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

Ninguna elección es igual. Todas tienen características particulares.

Lo que es evidente es que la votación es mayor en una elección federal presidencial, que en una intermedia.

Lo mismo pasa con los procesos electorales locales, cuando van aparejadas con la elección de gobernador,  hay mayor participación ciudadana que en una elección en la que se elige solo a alcaldes.

Mayor participación   también se da en una elección federal que en una local.

En las últimas tres elecciones presidenciales, del 2006, 2012 y 2018,  aquí en Nuevo Laredo ha participado un 51.4 por  ciento, en tanto que en las últimas cinco elecciones de alcalde, del 2007, 2010, 2013, 2016 y 2018, la participación promedio ha sido del 45.5.

En la del 2007 participó el 39.43; en el 2010, 38.48; en el 2013, 47.23; en el 2016, 48.55; y en el 2018, 54.01.

Hay un estudio que prevé que este año en Tamaulipas  participe el 49.3 por ciento y que en Nuevo Laredo rebase el 40 por ciento. Es un cálculo   razonable, si tomamos en cuenta los resultados de la última elección.

La verdad la vamos a saber el día de la  jornada electoral.

Claro, vamos a vivir una elección atípica en la que por primera vez solo se va a elegir a diputados. Tradicionalmente a estos se les elegía junto con el gobernador y el alcalde, cada seis años, o junto con los presidentes municipales, cada tres años. Esto le metía sabor al proceso electoral, porque en una elección de diputado solo gana  éste, a diferencia de lo que pasa en la de alcalde o gobernador, en la que el vencedor  beneficia a  miles de sus seguidores.

En  cifras  redondas el distrito 1 tiene 120 mil electores; el 2, 128 mil; y el 3, 117 mil. Con una  participación del 40 por ciento habría  una votación  efectiva  de 50 mil ciudadanos, votos más, votos menos, en cada  distrito.

Más que una competencia de candidatos  veremos un enfrentamiento entre partidos y entre gobiernos, el federal  respaldando a Morena y el estatal y el municipal, apoyando al PAN.

A varios de los contendientes los anima la idea de ganar y luego buscar la presidencia municipal. Que  ganen la diputación no significa que amarren la alcaldía, pero los acerca. Esto es lo que puede  darle sabor a un proceso electoral que se antoja desangelado para el ciudadano común. Y es que siendo honestos, el trabajo de un diputado es efímero y no genera recuerdos a largo plazo. Pocos  ciudadanos se acuerdan de lo que hizo el diputado  de la anterior legislatura y menos de lo que hizo quien estuvo  hace 9 años, o 12, o 21.  La memoria ciudadana es muy corta.

Las campañas  empezarán en unos días más y el trabajo que desplieguen los partidos en los primeros 15 días nos permitirá  hacernos una idea de si podrán  despertar la curiosidad de los  ciudadanos como para que estos  salgan a votar el 2 de junio.

Esta, insistimos, no es una competencia de candidatos, sino de partidos, de proyectos políticos muy distintos y al ciudadano le tocará decidir si confía o no las propuestas que  le presenten.

 
 

Tiempo de opinar: ¡Qué vuelos da la vida!

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Martes, 09 de Abril de 2019 14:29

¡Qué vuelos da la vida!

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

Los partidos políticos tienen hasta el 1 de junio para sustituir candidatos, por las causas que fueren, es decir, un día antes de  la elección. Pero es poco probable que haya cambios. Los partidos han puesto sus cartas sobre la mesa y con ellas  van a jugar.

En cambio el 15 de abril es la fecha límite para solicitar al Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) que en la boleta electoral se incluya el sobrenombre o alías con el que con conocidos públicamente los candidatos, como podría ser  el caso de Félix Fernando “Moyo”García Aguiar, que competirá en el Distrito 3,  bajo las siglas del PAN.

Por cierto que el  Moyo García fue el único de los candidatos que tuvo la atención de  reunirse con un grupo de reporteros con los que habló  de los tiempos que vienen y de su compromiso de  trabajar  cerca de la  gente.

El doctor Jaime Emilio Gutiérrez, que coordinará la campaña del Moyo García,   está más animado que el propio candidato.

Como se sabe Jaime Emilio fue candidato a diputado, por el Distrito 3, en el 2016, bajo las siglas del PRI y perdió.  A estas alturas, hay quienes quieren justificar su derrota de entonces,  con el argumento de que   fue  candidato del PRI.  Las siglas lo afectaron, dicen. Puede ser.

La derrota  no lo desanimo, continúo militando en el tricolor y le dieron una cartera en el Comité Municipal, pero en el primer terció del 2018 lo sacaron de su oficina y lo echaron a la calle, lo que lo  acercó al PAN. Ahora le toca trabajar en contra de su antiguo partido.

¡Qué vuelcos da la vida!

En otro tema, ya no sabemos qué pensar del Presidente Andrés Manuel López Obrador. No  dudamos de sus buenas intenciones para mejorar todo lo que se pueda  mejorar, pero de ahí que con su sola palabra sea suficiente, hay mucha diferencia.

Ahora resulta que los responsables de que la gasolina este cara son los concesionarios  y dice que va a exhibir a los que venden más caro el litro y que si eso no es suficiente el gobierno construirá  gasolineras para abaratar el  precio.

El precio de la gasolina es caro  porque se rige por valores mundiales; es caro porque así lo decide Pemex; es caro porque de ahí obtiene el gobierno federal el dinero para subsidiar los programas sociales, como las  pensiones a los mayores de 68 años, las becas a los estudiantes y todos los apoyos clientelares que se están otorgando actualmente.

Si el gobierno construyera gasolineras  -¿cuántas necesitará en un papis de 130 millones de habitantes? ¿Cincuenta mil, 100 mil?—lo único que haría es incrementar el déficit fiscal, monopolizaría la distribución  y al final el litro de gasolina nos costaría 40 pesos, y no los 20 de ahora, en el interior del país.

En resumidas cuentas el Presidente se aferra en seguir actuando como candidato, para así evadir sus responsabilidades. Ya es hora de que actúe y de resultados. Para eso lo eligieron 30 millones de votantes. Ahora que cumpla.

 
 

Tiempo de opinar: Bejarano se reunió con ex perredistas

PDFImprimirCorreo

Escrito por Columna Lunes, 08 de Abril de 2019 15:22

 

Bejarano se reunió con ex perredistas

Tiempo de opinar

Raúl Hernández Moreno

René Bejarano Martínez, Presidente del Movimiento Nacional por la Esperanza estuvo en Nuevo Laredo, como parte de un recorrido en el que ha estado ya en 27 entidades, en lo que va del año.

Bejarano dijo que su Movimiento no  busca  convertirse en partido político, ni integrarse a alguno de los que existen.

Eso sí, subrayó que apoyan los movimientos progresistas, como el de Morena, ese partido que fundó su antiguo jefe, el  hoy Presidente de la República,  Andrés Manuel López Obrador.

Bejarano ofreció una conferencia de prensa en la que fue acompañado por tres ex dirigentes  estatales del PRD: Jorge Valdez Vargas, Cuitláhuac Ortega y Alberto Sánchez Neri, los cuales renunciaron a su militancia el año pasado.

También los acompañó la regidora Judith Martell Alvarado que en plena conferencia  anuncio que desde febrero de este año renunció al PRD y en estos momentos es independiente.

Lo que causó más sorpresa en la conferencia fue la presencia de la señora Claudett Villarreal de Canturosas. Al final se develaría la  razón de su presencia: por la noche estaba pactado que se reunieran Bejarano y Carlos Canturosas Villarreal en la vecina ciudad de Laredo, Texas, donde está refugiado el ex alcalde, pues la Auditoría Superior del Estado  le tiene integrado un expediente por presunto desvío por más de 900 millones de pesos.

Bejarano aseguró que su Movimiento tiene un millón de afiliados, 60 mil de ellos en Tamaulipas y entre 300 a 400 aquí en Nuevo Laredo. Los afiliados tienen libertad para militar en el partido de su preferencia.

En otro tema, el gremio periodístico se enteró el último viernes que la presidenta del  PRI, Yahleel Abdala Carmona presentó una demanda por daño moral en contra del periodista Fernando Acuña Piñeiro.

Un sector del gremio  se solidarizó con Acuña por este  amago a la libertad de expresión, pero sobre todo porque la Presidenta del PRI nunca ha tenido atenciones con la prensa, ni siquiera con aquellos que en su momento la apoyaron. Así, ¿cómo apoyarla?

Si con la denuncia pretende ganar espacios, se equivoca. Mejor debería pedir que se expulse del partido y se enjuicie penalmente a Egidio Torre Cantú.  Hacer estas peticiones en este momento y no cuando las autoridades lo detengan – como paso con Tomás y Eugenio— sería un mérito. Hacerlo cuando ya esté detenido, no tendrá   valor.

Por supuesto no lo va hacer, no importa que en  agosto del 2013 Egidio los haya maltratado a ella y a  Carlos Luis Hinojosa, cuando ambos, siendo regidores,  lo abordaron en la unidad deportiva del poniente para pedirle que los ayudara a desconocer a   Benjamín Galván Gómez como alcalde de Nuevo Laredo.

Ese maltrato se le olvido cuando Egidio la hizo candidata a diputada federal en el 2015, candidata a senadora en el 2018 y ahora presidenta del  PRI. Así  valen la pena los maltratos del 2013.  Por supuesto, no todos piensan igual.

 
 

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL